La inflación de Estados Unidos prosigue su ascenso y llega al 9,1%, la mayor desde 1981

Los hispanos de bajos recursos se han visto especialmente afectados, porque una parte desproporcionada de su ingreso se destina a gastos esenciales como vivienda, transporte y alimentos

Afortunadamente, los precios de la gasolina han caído

El incremento en los precios de la gasolina, los alimentos y el alquiler catapultó la inflación de junio en Estados Unidos a su mayor nivel en cuatro décadas, elevando la presión sobre los hogares. Es posible que esto orille a la Reserva Federal a elevar nuevamente las tasas de interés, lo que a su vez encarecería los créditos.

Los precios al consumidor en junio se dispararon 9,1% en comparación con el año anterior, dijo el gobierno el miércoles, el mayor aumento anual desde 1981, y más que el alza de 8,6% de mayo. Sobre una base mensual, los precios subieron 1,3% de mayo a junio, otro aumento sustancial; los precios subieron 1% de abril a mayo.

El actual aumento de los precios subraya el impacto brutal que la inflación ha infligido a muchas familias. Los negros e hispanos de bajos recursos se han visto especialmente afectados, porque una parte desproporcionada de su ingreso se destina a gastos esenciales como vivienda, transporte y alimentos.

Algunos economistas han albergado la esperanza de que la inflación esté alcanzando o acercándose a su pico en el corto plazo. Los precios de la gasolina, por ejemplo, han bajado un poco desde los 5 dólares por galón alcanzados a mediados de junio, reseñó la agencia de noticias The Associated Press.

El aumento de la inflación en EE. UU. surgió del rápido repunte de la recesión pandémica de 2020, impulsado por una gran ayuda federal, tasas ultrabajas de la Reserva Federal y gastos acumulados alimentados por los ahorros acumulados durante los cierres de la nación. A medida que los estadounidenses canalizaban sus compras hacia artículos para el hogar, como muebles, electrodomésticos y equipos de ejercicio, las cadenas de suministro se enredaron y los precios de los bienes se dispararon.

En los últimos meses, a medida que el gasto de los consumidores se ha desplazado gradualmente de los bienes a los servicios como viajes de vacaciones, comidas en restaurantes, películas, conciertos y eventos deportivos, la mayor demanda resultante también ha alimentado una alta inflación en los servicios. Archivado como: inflación junio EEUU.

Además, los costos de envío y los precios de las materias primas han comenzado a caer. Los aumentos salariales se han ralentizado. Y las encuestas muestran que las expectativas de inflación de los estadounidenses a largo plazo han disminuido, una tendencia que a menudo apunta a aumentos de precios más moderados con el tiempo.

“Puede haber algo de alivio en las cifras de julio, al menos los precios de las materias primas han dejado de hervir, pero estamos muy, muy lejos de que la inflación se normalice y no hay señales tangibles de un impulso a la baja”, dijo Eric Winograd, economista de la gestora de activos

Sin embargo, por ahora, el incesante aumento de la inflación ha provocado una fuerte caída en la confianza de los consumidores en la economía y ha hecho caer los índices de aprobación del presidente Joe Biden en año de elecciones legislativas.

La fuerte inflación también está castigando a otros países. En Gran Bretaña fue de 9,1% en mayo, el nivel más alto en cuatro décadas, impulsado principalmente por los precios más altos de la gasolina y los alimentos. La inflación anual en los 19 países de la eurozona fue de 8,6% en junio y de 8,1% en mayo. La inflación se encuentra ahora en su nivel más alto desde que comenzó el registro del euro en 1997. Archivado como: inflación junio EEUU.


3 visualizaciones