Kamala Harris: “Las causas de la migración no se van a resolver en un viaje de dos días”

La vicepresidenta de Estados U

nidos, Kamala Harris, no ha estado ni 48 horas en suelo latinoamericano, pero ha sido tiempo suficiente para sellar acuerdos con los Gobiernos de México y Guatemala enfocados en atacar las causas de la migración y para avivar dos polémicas en su país de origen.

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, ofreció una conferencia con los medios de comunicación en el hotel Sofitel en Ciudad de México.

“No tengo ninguna duda de que el trabajo que hemos hecho, incluidos los convenios que hemos anunciado hoy, van a tener un impacto positivo, aunque no va a ser de la noche a la mañana”, ha añadido la vicepresidenta antes de advertir que “las causas del origen de la migración no se van a resolver en un viaje de dos días”. “Es un problema que en muchos casos es generacional. Este es un trabajo que hay que hacer con un compromiso de ir hasta el fondo y sabiendo que nada de lo que hagamos se va a resolver de la noche a la mañana”, ha afirmado la vicepresidenta, que se ha comprometido a hacer lo necesario en el tiempo del que dispone para atacar “la complejidad del problema”.

Harris ha ofrecido estas declaraciones al final de la segunda jornada de su viaje en la que se reunió con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y con mujeres emprendedoras y líderes sindicales. Por la mañana, la vicepresidenta fue testigo junto al presidente mexicano de la firma de un memorando de entendimiento por el que ambos países se comprometen a mejorar las condiciones en Centroamérica para contener desde el origen el flujo de migrantes de Guatemala, Honduras y El Salvador, que en los últimos meses ha alcanzado números récord. Además, entre otros acuerdos, los dos Gobiernos fijaron para septiembre la reactivación del Diálogo Económico de Alto Nivel (DEAN), una plataforma que dará visibilidad a los mecanismos de cooperación incluidos en el T-MEC, una herramienta que impulsa las inversiones en Norteamérica.

Según Harris, el DEAN incluirá a miembros destacados de los gabinetes estadounidense y mexicano que trabajarán conjuntamente para expandir la relación económica entre ambos países. “Hemos visto a lo largo de nuestra historia que hay una relación directa: cuando a uno le va bien al otro también”, ha dicho la vicepresidenta antes de mencionar que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) prevé un crecimiento del producto interno bruto del 6,9% para EE UU en 2021, el mayor en 40 años. “Entendemos que esta prosperidad será compartida y puede ser compartida con nuestros vecinos, especialmente los más cercanos”, ha dicho.

La vicepresidenta ha asegurado que en la reunión con López Obrador se planteó “reexaminar las restricciones de viajes”, si bien no mencionó fecha para la eventual reapertura de la frontera común, cerrada a actividades no esenciales desde marzo de 2020. El Gobierno mexicano espera que la normalización en ese sentido pueda empezar el próximo mes de julio, tras aumentar el porcentaje de vacunados en el norte del país. Sin embargo, la vicepresidenta ha dicho que no han discutido sobre la posibilidad de acabar con el Título 42, otra medida implementada por Washington por la pandemia por la que Estados Unidos no está aceptando nuevas solicitudes de asilo en la frontera sur, algo que en la práctica ha significado la devolución en caliente de cientos de miles de migrantes y solicitantes de asilo a territorio mexicano.