top of page

"El Jilguero", nos habló de 9 discos grabados y como empezó en la carrera 

Actualizado: 21 feb

El

Nos encontramos con un intérprete de la música vernácula, es un joven que desde los 5 años comenzó a cantar, se trata de Adrián Bedoya, conocido en el mundo del espectáculo como “El Jilguero”.

Ya entrados en la entrevista nos comentó: “ya hasta mi madre me dice “El Jilguero”, es un apodo que surgió en los campos jaliscienses, y cuando llegué a buscar una oportunidad a la Plaza Garibaldi, la primera pregunta que me hicieron fue, ¿cuál es tu nombre artístico?

“El Jilguero”, como me decían en el campo, y ahí fue donde me convertí en esta ave tan mexicana, que se convertiría en mi mayor escudo y en mi mayor orgullo.

- ¿Cuáles son las canciones de su preferencia?

- Creo que hay una simpatía por un gran artista que es del pueblo, que es Pedro Infante. Y mi preferida es – Obviamente de José Alfredo Jiménez- “Caminos de Guanajuato”, que interpretaba también Pedro Infante, esa canción que dice, no vale nada la vida, la vida no vale nada.

- ¿Y cómo empezó usted a cantar?

- A los cinco años, mi abuelo, que de él era el sueño de cantar, me ve ciertas cualidades y cierto amor por la música, y me lleva a prepararme con mis primeros maestros de canto. Tanto de mi abuelo como el señor Pedro Infante se convierten en mis dos grandes ídolos.

- ¿Cómo inicia ya algo más serio, ya presentándose en algún escenario?

- Pues, como le digo, desde los cinco años empecé a prepararme. La música de mariachi ha sido lo que más me ha gustado en esta vida, el portar el traje nacional, nuestro deporte nacional, todo eso lo hacía a la par y eso hacía también que, aprendiera de los grandes autores, las biografías de Cuco Sánchez. Felipe Arriaga, Demetrio González, Jorge Valente, y a los quince, dieciséis años, pues, decido probar suerte en la capital.

Fue en Mi abuelo, la Plaza Garibaldi, que es un lugar emblemático para el mariachi. Es ahí donde pido mi primera oportunidad en el “Guadalajara de noche”, y gracias a Dios, audiciono, me quede, y ahí empiezo el sueño.

Es ahí donde él me empieza a dar oportunidad de alternar con figuras como Mariachi Vargas de Tecalitlán. Empiezo a trabajar con gente como Juan Mendoza, el Tariacuri.

La vida me empieza a dar ciertas sorpresas y conozco a una persona que se convertiría en mi ángel guardián, Alberto Ángel del Cuervo.

Con él trabajo cuatro años en una gira muy exitosa que se llama Maestro y Alumnos Juntos; estuvimos prácticamente, en toda la República presentándonos y precisamente en el año 2017, después de mi segundo degollado, conozco a Ignacio Bonilla.

Él se convertiría en el productor de uno de los espectáculos más importantes en el Teatro Jalisciense,

Es la obra No te vayas, Pedro, donde la obra importante es la obra oficial por la familia Infante, donde se cuentan los grandes secretos de Pedro.

Y audiciono, me lo quedo, tengo la fortuna de vestirme como Pedro Infante,

y ahí es donde empieza también un crecimiento importante en mi carrera. Se me empiezan a abrir puertas, no solo a nivel nacional, sino también internacional.

- Y también se hablaba de que ha participado en varias películas. ¿Con quién ha alternado?

- Pues, en películas hemos estado, en muchísimas, con el fin de música mexicana, en cuestión artística, no solo en películas, sino en escenarios. He estado con “los Fernández”, “los Aguilar”, “los Cravioto”, “Valente Pastor”, “El Cuervo” y muchos más.

He tenido la fortuna, de estar también cerca de gente como Paulina Rubio. Hemos hecho programas con Adela Micha, con Fernanda Tapia, que ella también se convertiría en una de mis grandes madrinas, y a la cual le agradezco también muchas cosas. Y a la par también de alternar, Rodrigo, de la cadena.

Y es ahí donde empiezo a crear un espectáculo que se llama “El Jilguero” y sus dueños, que es este grupo que se forma en Azcalá. Y es ahí donde empiezo a crear un espectáculo. Son de 30 a 40 integrantes. Y decido también para enaltecer nuestra música mexicana, la primera escuela infantil de charrería con José Barrera.

- ¿Cuáles son sus planes?

- Ya hemos sacado nueve discos, con más de diez canciones cada uno. Y ahora en las nuevas plataformas podemos encontrar su música.

En las plataformas digitales tenemos alrededor de 130, 140 canciones.

Por ejemplo, con María Elena Leal, hija de Lola Ben, hicimos recopilaciones, con El Cuervo, discos homenajes a la canción mexicana. Y actualmente estamos presentando una canción que se llama “Tan Derrotado”, que gracias a Dios lleva ya más de 100 mil descargas.

Es una composición del maestro Armando Gómez Mera, y habla, precisamente, de este amor de los años 50. De hecho, el video fue inspirado en estas películas añejas, donde todavía se acostumbra a ver la cantina, el desamor, y es, prácticamente, la esencia de “El Jilguero”, enaltecer la belleza femenina y también los grandes desamores de los charros.

- ¿Nunca te llamó la atención otro género?.

- Jamás en la vida. Yo creo que nací siendo charro y me quiero morir siendo charro.

- ¿Un nuevo disco? ¿Presentaciones en el teatro? ¿Qué sigue?

- Bueno, tenemos de todo un par de cosas. En este momento, traemos una gira que se llama Homenaje a las Grandes Leyendas del Mariachi, que desde Diciembre del año pasado lo empezamos a iniciar. Vamos a tener presentaciones por toda la República. Tenemos una presentación en el Foro Azcapotzalco, donde se van a regalar los boletos a toda esta gente que, como le digo, me ha apoyado.

Y que además, no solo en la carrera musical, sino también en la parte empresarial. Porque ahora también existe el restaurante “El Jilguero”, donde, la esencia son estas nuevas voces del mariachi.

- También hacen una labor filantrópica para una iglesia. ¿Nos puede contar algo?

- No para una, para muchísimas. Cada año intentamos regalar dos eventos a las iglesias. La taquilla se les queda a ellos. Y lo que buscamos es que puedan ocupar este dinero para remodelar la iglesia, hay que apoyar a gente que a lo mejor no tiene la economía suficiente, se les da despensa. Apoyamos a niños también con cáncer en fase terminal. Visitamos hospitales, visitamos asilos. Y todo eso, pues, no solo alimenta al artista, sino alimenta al humano que le da vida al artista.  Porque al final de cuentas, como dice una canción, no nos vamos a llevar nada más que las satisfacciones que dejamos en la tierra.

- Y en el mundo empresarial, ¿qué has hecho?

- El restaurante “El Jilguero”, se ha convertido en escenarios de grandes intérpretes. Nos ha visitado personalidades como Daniela Luján. El próximo marzo vamos a tener a Cox. Ha venido vocalista del grupo Ragazzi. Hemos tenido también a “Los Cravioto” aquí cantando. Ha estado Marielena Leal, la hija de Lola Beltrán. El Cuervo.

- Hay un famoso platillo aquí en este restaurante que nos quisiera platicar un poco de ello.

- La birria tatemada, que es la especialidad de la casa y que, gracias a Dios o a los clientes, han dicho que es de las mejores o la mejor birria tatemada que hay en la Ciudad de México.

Y un platillo muy especial que la misma gente creó que se llama “pozol-birria”. Que es la combinación de la birria y el pozole. Eso, prácticamente, gracias a los clientes, se dio a conocer.

Muy peculiar que en las mesas se encuentre la leyenda de grandes platillos. Los grandes artistas. Los refranes. Eso, ¿de quién fue la idea?

- Esa idea fue mía. Cuando se reestructuró este restaurante a la imagen de “El Jilguero”, creo yo que lo que quería demostrarle a la gente, o más bien mostrarle, era el corazón de “El Jilguero”. Es por eso que en cada pared van a encontrar ciertas letras que han marcado mi carrera. Por ejemplo, Fallaste Corazón. Que es la escena más importante de la obra de No te vayas, Pedro. La canción también que a mí me dio a conocer y que se me hizo viral se llama El Desconocido.

- Las giras que ha hecho en el extranjero nos puede decir al respecto…

- Sí, por supuesto. Principalmente en Estados Unidos, que es donde nuestra música mexicana con más nostalgia se recuerda. Estamos a punto también de ir a Colombia, que es un país que no hemos visitado. Y, pues, hemos andado también parte de Centroamérica. Por ejemplo, en Guatemala y El Salvador. Ha sido muy bien recibida. Gracias a Dios con llenos totales. Y me siento yo como en casa. Se presenta ya “El Jilguero” y siento que estoy en mi lindo Concepción de Buenos Aires, Jalisco, de donde soy originario.

- Gracias por la entrevista…

- Hombre, muchas gracias y viva siempre nuestra música mexicana. Gracias a ustedes.

 

44 visualizaciones

Comments


bottom of page