Incendio masivo en templo masónico obliga a evacuar edificios cercanos.

Un incendio masivo se desató en un templo masónico en Zanesville, Ohio, en donde las llamas y enormes columnas de humo obligaron a evacuar edificios cercanos, incluyendo una cárcel, informó el diario de noticias The Sun.

El templo masónico ubicado en un edificio histórico, el más alto de la ciudad de Ohio, alberga muchos estudios de arte. De acuerdo con el Zanesville Times Recorder, el departamento de bomberos se encuentra en la escena del incendio ubicado en 36-42 N. Fourth Street.

Los medios locales dijeron que comenzaron a escuchar explosiones en el edificio y que los bomberos en el lugar se estaban preparando para un colapso. El templo masónico está ubicado al lado de la cárcel y el juzgado del condado de Muskingum, sin embargo, las autoridades dijeron que todos los reclusos y los empleados de ambos edificios fueron evacuados de manera segura.

No estaba claro cuántas personas había dentro del edificio cuando se desató el incendio en el templo masónico pero el gerente del edificio, Bob Grayson, le dijo a The Zanesville Times Recorder que todos habían salido a salvo.

Según los informes, el incendio provocó la pérdida de energía de varios edificios cercanos, de igual forma, la causa del incendio se desconoce por los momentos. En redes sociales circulan imágenes impactantes donde se ve cómo el edificio aparece envuelto en llamas mientras los bomberos intentaban controlando el incendio masónico.

“El Templo Masónico en Zanesville está en llamas en este momento”, escribió un cibernauta en Twitter. “Este edificio es muy importante para las artes en mi ciudad natal”; “Pensando en los artistas cuyos estudios y obras están en llamas actualmente”, escribieron otras personas. El edificio de Ohio alberga a varios estudios de arte, empresas locales y organizacions masónicas.

Fuentes de la investigación revelaron este jueves al periódico The Philadelphia Inquirer que sospechan que el incendio pudo ser provocado por uno de los niños que vivían en el edificio y que estaba jugando con un mechero junto a un árbol navideño, informó la agencia de noticias Efe.

Uno de los puntos de la investigación es determinar por qué los detectores de humo instalados en el edificio no alertaron a los inquilinos de las llamas. Los bomberos dijeron que el edificio contaba con cuatro detectores de humo operados con baterías pero que ninguno estaba en funcionamiento. La última vez que el edificio fue inspeccionado fue en 2020.

En la primera vivienda, que ocupaba el primer piso y parte del segundo, residían ocho personas mientras que en la segunda vivienda, situada entre la planta segunda y tercera, alojaba otras 18. El edificio es propiedad de la Autoridad de Viviendas de Filadelfia (PHA, por sus siglas en inglés), una organización municipal que ofrece viviendas sociales a personas con escasos recursos. La página web de PHA señala que es la cuarta mayor agencia pública de viviendas de Estados Unidos, con unos 76.000 inquilinos.

“Perder tantos niños es simplemente devastador”, dijo el alcalde Jim Kenney. “Mantén a estos bebés en tus oraciones”. Los equipos respondieron alrededor de las 6:40 a.m. y vieron llamas saliendo de las ventanas del frente del segundo piso de la casa, en un área que se cree que es una cocina, dijo Murphy.

“Es un día muy, muy triste”, dijo Murphy, visiblemente emocionado. La extraña configuración de la casa, que se había dividido en dos departamentos, dificultaba la navegación, dijo, pero los equipos pudieron controlarla en menos de una hora. El incendio se declaró por motivos que todavía se investigan en un edificio residencial adosado propiedad de la Autoridad de Vivienda de Filadelfia, responsable de proveer hogares a las personas con pocos recursos económicos o en situación de vulnerabilidad.


0 visualizaciones