Estados Unidos redujo a 91 centímetros la distancia social mínima, en las escuelas

Según informaron este viernes los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), siempre que usen máscaras, los estudiantes pueden sentarse de manera segura en el aula, a solo 91 cm (tres pies) de distancia, pero durante eventos deportivos, mítines, almuerzos o practicas del coro, deben mantener seis pies de distancia entre ellos (1,8 metros).

La propuesta revisada es diferente de la regla anterior, que estipulaba una distancia social de 1.8 metros en todas las situaciones, lo cual había limitado drásticamente el número de alumnos que podían acoger algunos centros escolares. Muchos establecimientos habían tenido que retirar pupitres, escalonar los horarios y tomar otras medidas para mantener a los niños separados.

Los 91 centímetros “dan a los distritos escolares una mayor flexibilidad para albergar a más estudiantes durante un período prolongado de tiempo”, dijo Kevin Quinn, director de mantenimiento e instalaciones de la Escuela Secundaria Mundelein, en los suburbios de Chicago.

Lo cierto es que, en los últimos meses, las escuelas de algunos estados han hecho caso omiso de las directrices de los CDC, utilizando los 91 centímetros como norma. Los estudios sobre lo ocurrido en algunos de ellos ayudaron a convencer a la agencia, dijo Greta Massetti, que dirige el grupo de trabajo de intervenciones comunitarias de los CDC.

Por otro lado, se conseja dejar al menos un metro de espacio entre los pupitres en las escuelas primarias, incluso en los pueblos y ciudades donde la propagación en la comunidad es elevada, siempre que los alumnos y los profesores lleven mascarillas y tomen otras precauciones. De todos modos, los profesores y otros adultos deben seguir manteniéndose a dos metros de distancia entre sí y de los alumnos, según los CDC.