El presidente Biden aparece en una taquería mexicana


* Sorprende con gran gesto para empleados y clientes

* “La próxima persona que entre, dáselo gratis”


Los nobles gestos han caracterizado al presidente de los Estados Unidos Joe Biden, ya que durante su mandato ha demostrado ser una persona que intenta ayudar tanto a los ciudadanos como a los hispanos que radican en el país. Ahora, su humildad quedó demostrada en una visita a una taquería.

Cabe mencionar que esta inesperado gesto por parte del mandatario demócrata fue para demostrar cómo vencer la inflación en el país. A través de las redes sociales está circulando una grabación de Joe Biden visitando un restaurante mexicano ubicado en Los Ángeles, California, sorprendiendo con lo que hizo en el lugar, según Daily Mail.

El reconocido restaurante se hace llamar Tacos 1986, y fue donde se le vio al presidente comprando unas quesadillas, sin embargo, lo que más sorprendió fue el noble gesto para los empleados del lugar. De acuerdo con el video que fue viralizado en redes, se le hizo un descuento a Biden en su compra.

Cabe mencionar que ahí, el mandatario estaba cenando con dos legisladores demócratas locales, las representantes Karen Bass y la supervisora ​​del condado de Los Ángeles, Hilda Solis. Biden no acepto el descuento que se le hizo al momento de pagar su pedido e hizo lo inesperado.

En el clip se puede ver cuando le preguntan que fue lo que había ordenado, a lo que Biden respondió que fue una quesadilla de pollo, además de cuatro tacos de pollo que se ofrecieron en el menú mixto en inglés y español. Todo esto lo consiguió por un total de $ 16.45 dólares, ya que se le hizo el 50% de descuento.

El empleado del restaurante, Biden pidió la orden para llevar a Bass, pagando en efectivo. “¿Qué te debemos?”, dijo el presidente. Un 50 por ciento de descuento por ‘servicio público’ ayudó a recortar la factura, mencionó el trabajador, a lo que no quiso aceptar el presidente.

Ante este descuento, Joe Biden no podía creer lo que escuchaba y no aceptó el descuento de ‘servicio público’, por tal motivo decidió no pagar los 16 dólares y le dió al cajero un total de $ 60 dólares. “Aquí, déjame darte otros $ 45, y la próxima persona que entre, dáselo gratis”, dijo Biden. El cajero puso el saldo en un bote de propinas.

Siendo un generoso gesto, muchos internautas no podían creer lo que habían visto y comenzaron a tocar el tema de la inflación en los Estados Unidos.

4 visualizaciones