top of page

El doctor Gamaliel Román o “Doctor Gama”, abrio los cajones de los recuerdos


Por joaquin Morgado

 

Alguna vez a una niña que vivía con el síndrome del hachazo -traen tienen una como línea en la media cara, un hundimiento- pudimos lograr recuperar su labio, la nariz y el volumen del rostro y sin ser reconstructivo, nosotros no somos reconstructivos pero dije me la juego.

Era una niña de 16 años; le cobramos nada más el material porque era un compromiso personal y su tía era muy amiga mía y la verdad es que fue espectacular el cambio.

Ella increíble, ya tenía novio, le di el seguimiento y pudimos ver que funcionó yo creo que una de las de las más padres.

Así se expreso el doctor Gamaliel Román o “Doctor Gama”, reconocido como, el doctor de las estrellas. Durante una entrevista para la Voz de Indiana.

- Asi es. Me conocen por mi tendencia a embellecer a las mujeres. Por ir más allá de la belleza.

La ciencia se encuentra con el arte, y la búsqueda de la belleza revela capas de complejidad y fascinación.

El procedimiento en sí es una danza entre la ciencia y el arte. Utilizando técnicas avanzadas, los cirujanos esculpen el cuerpo, eliminando el exceso de grasa de manera que resalta la belleza natural y las curvas del paciente.

- ¿Usted es oriundo de Michoacán, y su la labor filantrópica –también reconocida por todos los seguidores- que está usted realizando en municipios y estados de la república.

- Si. Hemos hecho muchas cosas paraque la gente se acerque.

- ¿Cuantas operaciones tiene usted en su haber?

- 4.500 si no me equivoco.Tratamientos -como el que le hizo a Rosita con Rosita -ella estaba pasando por un trance y estaba muy deprimida-, le hicimos un tratamiento para estimular el colágeno de la cara, porque a pesar de que traía secuelas de una enfermedad grave, pero ella era muy positiva y su rostro siempre permaneció muy lindo. Le decía, tienes una cara muy bonita para tu edad.

Entonces nos conocimos, nos caímos súper bien, tuvimos la oportunidad de convivir en algunas ocasiones. Siempre la medicina estética va como de la mano del tema psicológico, aquí llegan divorciadas, que han tenido una pérdida o un duelo, no precisamente de una persona, pero tienen duelos luego de que se desprenden de algo y vienen todas bajoneadas y aquí estamos nosotros para ayudarles.

- Motivarlas, ¿como las pueden motivar, si traen el animo hasta el piso?

- Ayudarlas a que recuperen esa autoestima y esa seguridad. Yo les digo cuando las veo llegar ya, que vienen con tacón y bien arregladas, pues esa es la satisfacción al final del día. Que mas que esa sonrisa.

- ¿Cuál es la especialidad que usted maneja?

- Nosotros tenemos 150 servicios, tenemos 15 clínicas, 13 en operación y dos que están abriendo sus puertas en el bagío y tenemos toda la línea en medicina estética, spa y cirugía plástica.

Dentro de esas, nuestro tratamiento más pedido es los filers o ácido hialurónico, que son estos rellenos de la cara que nos ponemos para dar volumen en ciertas zonas y la liposucción. La liposucción yo creo que es nuestro top, nosotros hacemos a la semana entre 20 y 25 liposucciones.

- ¿Qué requisitos para que yo pueda ser candidata a una liposucción?

- Primero es una entrevista. Debes de conocer a tu médico primero, ¿por qué? Porque una vez que lo conoces, haces ese click. El médico es como el cura, le tienes que contar todo. Y una vez que se realiza una valoración, hay un proceso de medicamento y de estudios que se tienen que dar previo si es que hubiera alguna alteración.

- ¿En que casos no se puede ser candidata?

- Si el colesterol está alto, si tenemos deficiencia de vitaminas, las preparamos para este proceso. Y depende de la cirugía, hay cirugías ambulatorias que no necesitan tanto o que no son de riesgo. Y una liposucción, bueno, ya cubriendo todos esos requisitos para la salud.

- ¿Qué tiempo deben de darse para su recuperación?

- Regularmente yo les digo 3 semanas. Hemos tenido ya casos de que a la semana se quieren ir ya de vacaciones y ha habido problemas.

- Entonces, las mujeres, a diferencia de los hombres, son bien aguantadoras.

- Fijate que si. Ellas en una semana ya están perfectas para ir a la oficina, pero hay muchos riesgos, como el manejar, puede haber un accidente, se van a la disco y las pueden aventar, apretar, estrujar. Y al final del día -una lipo es una cirugía mayor- que tienes que cuidar y que sobre todo es como una quemadura.

La lipo se trata es como si fuera una quemadura de tercer grado, sacas la grasa y es una degradación de la piel, la que causamos al final del día.

- ¿Llevan una dieta?

- Fíjate que es bien chistoso, porque los primeros 5 días las mando que comen lo que quieran y las cito al quinto día. Pero hoy, les digo, estos 5 días son libres, chocolate, grasa, lo que quieras comer. Y a partir del quinto día empieza nuestra alimentación que es baja en harinas finas, todo lo que sea carbohidratos, porque la liposito, que es la célula de grasa, está hecha a base de estos.  Mucha proteína, que es carne roja, pollo, pescado, que es la carne blanca, verduras y sobre todo omega 3, nueces, almendras, para que no vaya a haber una descompensación. O sea, dentro es un paquete integral.

- ¿Que pasa con la gente que dice: cada año me voy a hacer una lipo?

- Solo puedes hacerte cuatro lipos en toda tu vida. Entonces, después de la quinta, el riesgo de muerte ya es muy alto, es de un 40%. Eso muy poca gente lo sabe.

Tú vas perdiendo porcentaje de riesgo. Entonces, la primera lipo pierdes el 15. Con la segunda ya llevas el 30 y así el 40 y así te vas.

Ya una quinta es muy riesgoso y el riesgo de una trombosis es inminente. Hay consecuencias fatales.

- Ahora, por otro lado, una pregunta, un tanto incómoda. ¿Por qué esa gesta de altibajos con usted?

- Yo fui candidato en un municipio muy complejo, Huisquilucan, del cual ya tengo un rato viviendo ahí. Yo nací en Morelia, así como lo dijiste, y tuve un adversario muy fuerte ahí en ese municipio que hizo todo el tema mediático para confundir, para deshacerse de mi.

Como nunca he vivido del erario público, todo lo que nosotros hemos logrado, incluso mis fundaciones y las que tenemos, con las que hemos apoyado a la gente, son solventadas de las propias clínicas.

Yo tuve un tema con una clienta, la cual padecía herpes y que es una enfermedad muy compleja, cuando baja el sistema inmunológico, se activa la famosa culebrilla.

Entonces, ella quería como una extorsión, quería sacarnos cantidades exorbitantes de dinero. Y la CONAMER fue una institución que nos regula a nosotros como médicos. Fue la mediadora y al final del día, la CONAMER le dijo, pues basta.

- ¿Y la filantropía, en dode queda?

- Nosotros tenemos una caravana de salud y belleza que se lleva a municipios donde una persona jamás ha visto o se ha puesto unas pestañas. 350 gentes, se les hizo de todo, acupuntura, quiropráctica, se les hizo un facial, se les hizo limpiado de oídos a las personas de la tercera edad, se les hizo sus pestañas, cejas, alaciados y traíamos un programa de cursos para hacer microempresas con todas las madres solteras.

- ¿Sigue usted con su profesión?

- Abrimos clínicas en Querétaro y en Celaya y estamos con ese proyecto que es ahorita en lo que está concentrada mi atención completamente, a conquistar a todas las chicas del Bajío, ya tenemos en Irapuato un lugar con muy buena respuesta, nos quieren mucho y pues Morelia también es Bajío, entonces estamos tratando de llegar a esos lados porque siempre les da miedito venir a la ciudad, pero la política de momento no.

- ¿Cuál de las cirugías que ha hecho en todo el tiempo de su profesión, le ha dejado huella, le ha dejado algo que recomendar?

- El síndrome del hachazo. Esa ocasión fue para mi –aparte de lo personal-todo un reto, pues al paso de los años, esa niña ya se caso y tiene a sus hijos.

69 visualizaciones

Comments


bottom of page