Biden y DeSantis han tenido “enfrentamientos”

*El gobernador quería enviar migrantes a la casa de Biden

* El presidente se rió de las palabras del gobernador



La semana pasada, después de engañar a decenas de migrantes y enviarlos a un lugar no prometido, el gobernador de Florida Ron DeSantis amenazó con enviarlos a la casa del presidente Joe Biden en Delawere. El mandatario reacciono de una forma muy ‘graciosa’.

Ante lo peligro que se ha convertido el huracán Ian, el presidente Biden se ha encargado de comunicarse con los alcaldes del estado de Florida por el impacto que puede llegar mañana. Lo que llamó la atención fue que no llamó al gobernador DeSantis, no dejan de lado su rencilla.

DeSantis se encuentra involucrado en un problema porque inmigrantes, que la mayoría eran venezolanos, fueron “atraídos” por la promesa de ayuda en Boston, Massachusetts. El caso involucra a unos 50 migrantes, incluidos hombres, mujeres y niños, quienes abordaron un vuelo de enlace desde San Antonio a Martha’s Vineyard.

De acuerdo con EFE, DeSantis ha sostenido que lo que hizo fue “proteger” a Florida de los efectos de la política de “fronteras abiertas” que, a su juicio, aplica la Administración Biden. En un tono sarcástico indicó que los inmigrantes enviados al norte van a estar mucho mejor en “ciudades santuario”.

En comentarios improvisados frente a los periodistas después de hablar sobre el financiamiento de campaña en una conferencia de prensa, Biden se burló del gobernador republicano:“Debería venir a visitarnos, tenemos una hermosa costa”, dijo Biden a los periodistas sobre los actos de DeSantis de enviar migrantes a su casa.

La organización de abogados Lawyers for Civil Rights (LCR) presentó la semana pasada en Boston una demanda colectiva contra el gobernador de Florida por ordenar el envío de medio centenar de migrantes desde Texas a la exclusiva isla de Martha’s Vineyard, en Massachusetts.

El presidente advierte sobre el peligro

El presidente Biden llamó a tres alcaldes de Florida el martes cuando el huracán Ian se acerca a la costa occidental de Florida, pero no llamó al gobernador republicano Ron DeSantis, con quien se ha enfrentado en temas como la mencionada sobre temas de migración.

Los presidentes con frecuencia hablan directamente con los gobernadores durante eventos de emergencia, tanto para demostrar unidad política como para ayudar a coordinar los esfuerzos de ayuda federales y estatales. A medida que se acercaba la devastadora tormenta de categoría 3 , Biden habló con la alcaldesa de Tampa, Jane Castor, el alcalde de San Petersburgo, Ken Welch, y el alcalde de Clearwater, Frank Hibbard.

De acuerdo con The New York Post, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, dijo en su conferencia de prensa habitual que Biden “realizó llamadas separadas” con los alcaldes y “discutió la planificación y preparación para el huracán Ian”.

Biden “subrayó su compromiso con la gente de Florida y dejó en claro que las comunidades afectadas contarán con el apoyo total del gobierno federal para aumentar los esfuerzos de respuesta de emergencia estatales y locales”, agregó Jean-Pierre.

2 visualizaciones